4 de Septiembre, 2006


DeJa La iRa SeCaR

Publicado en ReaLiDaD el 4 de Septiembre, 2006, 20:05 por Petalito

Mariana se puso feliz por haber ganado de regalo un juego de té de color azul.

Al día siguiente, Julia, su amiguita, vino bien temprano a invitarla a jugar. Mariana no podía pues saldría con su madre aquella mañana. Julia entonces pidió a Mariana que le prestara su juego de té para que ella pudiera jugar sola en el jardín del edificio en que vivían. Ella no quería prestar su flamante regalo pero ante la insistencia de la amiga decidió, hacer hincapié en el cuidado de aquel juguete tan especial.

Al volver del paseo, Mariana se quedó pasmada al ver su juego de té tirado al suelo. Faltaban algunas tazas y la bandeja estaba rota. Llorando y muy molesta Mariana se desahogó con su mamá ¿ves mamá lo que hizo Julia conmigo? Le presté mi juguete y ella lo descuidó todo y lo dejó tirado en el suelo.

Al volver del paseo, Mariana se quedó pasmada al ver su juego de té tirado al suelo. Faltaban algunas tazas y la bandeja estaba rota. Llorando y muy molesta Mariana se desahogó con su mamá ¿ves mamá lo que hizo Julia conmigo? Le presté mi juguete y ella lo descuidó todo y lo dejó tirado en el suelo.

Totalmente descontrolada Mariana quería ir a la casa de Julia a pedir explicaciones, pero su madre cariñosamente le dijo: Hijita, ¿te acuerdas de aquel día cuando saliste con tu vestido nuevo todo blanco y un coche que pasaba te salpicó de lodo tu ropa? Al llegar a casa querías lavar inmediatamente el vestido pero tu abuelita no te dejó ¿Recuerdas lo que dijo tu abuela? Ella dijo que había que dejar que el barro se secara, porque después sería más fácil quitar la mancha. 

Así es hijita, con la ira es lo mismo, deja la ira secarse primero, después es mucho más fácil resolver todo.

Mariana no entendía todo muy bien, pero decidió seguir el consejo de su madre y fue a ver el televisor. Un rato después sonó el timbre de la puerta.

Era Julia, con una caja en las manos y sin mas preámbulo ella dijo:  

- Mariana, ¿recuerdas al niño malcriado de la otra calle, el que a menudo nos molesta? Él vino para jugar conmigo y no lo dejé porque creí que no cuidaría tu juego de té pero el se enojó y destruyó el regalo que me habías prestado. Cuando le conté a mi madre ella preocupada me llevó a comprar otro igualito, para ti. ¡Espero que no estés enojada conmigo. No fue mi culpa.!  

- ¡No hay problema!, dijo Mariana, ¡mi ira ya secó! Y dando un fuerte abrazo a su amiga, la tomó de la mano y la llevó a su cuarto para contarle la historia del vestido nuevo que se había ensuciado de lodo.  

Nunca reacciones mientras sientas ira. La ira nos ciega e impide que veamos las cosas como ellas realmente son. Así evitarás cometer injusticias y ganarás el respeto de los demás por tu posición ponderada y correcta delante de una situación difícil.  

Acuérdate siempre: ¡Deja la ira secar!

PoRQue NoS eNaMoRaMoS

Publicado en aMoR el 4 de Septiembre, 2006, 19:54 por Petalito

Amar y ser amado es un hecho milagroso. Encontrar a la persona indicada es más difícil todavía. ¿Cómo nace este sentimiento? El pasado tiene la palabra. A la pregunta de por qué nos enamoramos, hay respuestas distintas. El padre de la psicología, Sigmund Freud, explicaba que el estado del enamoramiento comparándolo con la hipnosis. El aseguraba que el instinto de ternura, aquel que no persigue la satisfacción sexual directa, es lo que mide el grado de enamoramiento, además sostenía que al elegir de quién enamorarnos, todo nuestro pasado se hace presente en la elección. Cuando nos enamoramos se produce una superestimación de la persona amada, la cual queda excluida de toda crítica; se la idealiza, sólo se ven sus cualidades u esto se produce porque tenemos la convicción de que con esa persona ya nada nos faltará, vamos a conseguir estar completos. Pero además de estas cuestiones psicológicas, la búsqueda del amor está signada por nuestro Karma, una suerte de misión que debemos cumplir en esta vida. Hay personas que tienen cierta facilidad para enamorarse; otras, sin embargo, aseguran no conseguirlo aunque les gustaría. Al amor podemos intentar entenderlo, pero no lo domináremos jamás, pues está hecho del mismo material que las pasiones: pertenece al mundo emocional, al lado irracional, a esa parte que el ser humano nunca ha logrado controlar. La persona "víctima del amor", busca un alma complementaria que cubra todas sus carencias emocionales, alguien con quien pueda sentirse completa. Cuando se está enamorado, la realidad sólo importa en la medida que se encuentra relacionada con la persona amada. Esta no es comparable ni sustituible por ninguna otra. "Eres todo para mi", es la frase típica del enamorado, que encarna el ideal que el Yo tiene para sentirse pleno. Se trata de una ilusión mental, pero tiene una eficacia considerable. El enamoramiento ha existido siempre y responde a la necesidad de encontrar un alma complementaria, alguien con quien fundirnos, otro que nos haga volver a ese estado donde alucinábamos, creyendo que todo lo que queríamos estaba al alcance de nuestra mano. Estar enamorado es estar necesitado de la otra persona, depender totalmente de ella y disfrutar con ella. El placer es mucho y el enamorado vive un éxtasis que le hace olvidar las dificultades de la vida cotidiana. Para el psicólogo italiano Alveroni, cuyos libros sobre la teoría del enamoramiento y el amor tienen mucha aceptación, enamorarse es dar un paso hacia adelante. Es un proceso de maduración que aparece al encontrarse con alguien que nos ayuda a crecer, sólo si estamos preparados para el cambio radical. Ese alguien camina en la misma dirección que nosotros para satisfacer las exigencias internas que sentimos. ¿Cómo podríamos reconocer a esta persona que nos ayudará a crecer, si no se enlazará con algo del pasado para hacernos creer que con él, podemos realizar el futuro? Es un designio del Karma que se trae a esta vida. El hombre pierde a una mujer que quedó en el inconsciente y sueña con reencontrarla. La mujer ha perdido a un príncipe que quedó sumergido en las historias de su infancia y que ahora reaparece en el hombre de sus sueños. En la pasión amorosa hay un reencuentro con lo que hemos perdido. El hombre al igual que la mujer encuentra en el amado aquella parte suya que lo complementa. Frases del tipo: "Es la mujer de mi vida", parecen hablar de una información que nos brinda nuestro Karma. El hecho de que nuestro pasado "de esta vida o de otra anterior", sea la base en la que se apoyan nuestras pasiones amorosas, explicaría los fracasos de algunas personas. Si nuestra historia emocional nos ha dejado un mal modelo de la relación afectiva, es posible que en la elección actual de la persona amada se intente romper el modelo. También es posible que una relación cuyo comienzo fue maravilloso, se convierta en un infierno porque no somos capaces de repetir aquellos modelos. Amor con mayúsculas Hemos hablado del "amor", pero no del "Amor". El "Amor" es la necesidad mental y física, provocada por el proceso kármico de cumplir un aprendizaje a través de la otra persona. Es un crecimiento del espíritu, un estado que colma de pronto una serie de necesidades que no están satisfechas.
Hoy día es muy difícil mantener una relación, porque quizás resulte más difícil acostumbrarse a un proceso básico en el Amor, el proceso de "dar y recibir", ya que somos muchos los que nos hemos acostumbrado a una sola de las partes, a "recibir".
Los individuos buscan fuera lo que tienen que solucionar dentro.
Si supieran lo que es AMAR, el mundo no estaría como está. Del "amor al odio" sólo hay un paso, y las llamas de una pasión pueden acabar abrasando.