oSCuRiDaD

Publicado en ReaLiDaD el 8 de Septiembre, 2006, 20:21 por Petalito

Tenía períodos muy buenos en los que me sentía dueña de la situación, tenía todo bajo mi control, podía destacarme fácilmente en cualquier actividad que realizara, intelectual, deportiva o artística.

Llenaba mi ego eso de poder ser mejor que los otros.

Pero de repente y sin previo aviso caía en un pozo, era como despertarse una mañana y ser otra persona, no podía entender que pasaba, todo parecía difícil, no tenía energía, me sentía lenta, tonta, sin vida.

Quería desaparecer, no soportaba la idea de que me vieran así, entonces me cerraba en mí misma, y como era tan autosuficiente y orgullosa, no podía, o mejor dicho no quería, pedir ayuda, y me cerraba más todavía.

Al poco tiempo empezaba a sentirme mejor y me iba normalizando, a veces en forma tan repentina como la caída.

Pero ya no era lo mismo, tenía miedo, mucho miedo de que volviera a suceder, no me sentía segura, ¿y si empezaba a hacer algo a largo o mediano plazo y me ocurría en la mitad? ¿Cómo iba a hacer para terminarlo? Y lo terrible es que volvía a suceder.

Con el tiempo los períodos buenos se fueron acortando hasta convertirse en unos pocos días al año.

Después de una seguidilla de desgracias, ya prácticamente no hubo más días de esos buenos para mí.

Valía la pena vivir así, sin poder gozar las pequeñas cosas, sintiéndome desvalida y en desventaja para competir en este mundo feroz, viendo todo negro, con angustia, con culpa de no haber hecho, con frustración de no poder hacer, con ese sentimiento de desinterés por la gente, las cosas, la vida ¿qué futuro tengo?, ¿cómo hago para construir mi vida?