24 de Junio, 2008


SeR PeRFeCTa

Publicado en aMoR el 24 de Junio, 2008, 22:19 por Petalito

Quise imaginar lo que sería mi vida estando en este mundo, siendo un ser perfecto, sin tristezas, sin vacíos, sin necesidad de amar y sentirme amada; teniendo todo a la mano, para alcanzarlo sin el más mínimo esfuerzo, siendo poseedora de una imagen y figura perfecta ante los ojos de los demás; sintiendo el poder en mis manos... (después de todo eso es lo que anhelan y sueñan los seres humanos)... Y después de imaginar lo que sería mi vida así, el pensar en eso, no fue un sueño, sino una pesadilla de la cual, inmediatamente quise despertar... corrí al espejo a verme, y al contemplar mi imagen y redescubrir lo que soy, dije con voz de alivio: ¡No Soy perfecta, gracias !.

Si no me equivocara jamás, tal vez no podría entender los errores que también cometen los demás, viviría juzgándolos, y me quedaría sola, porque no encontraría a nadie que me pudiera igualar.

Si mi imagen y figura, fueran perfectas para la humanidad, nadie sabría quién realmente soy, me buscarían por mi apariencia, verían en mí solo lo material; tal vez me convertiría en esclava del cuerpo y de lo superficial, queriendo encontrar la fórmula de la eterna juventud, para no envejecer jamás, dependiendo de cremas y maquillajes, viviendo una vida superficial; en el espejo no vería más que mi figura, no sabría quién soy en realidad... prefiero ser pequeña, diferente, estando segura de que los que me quieren, me conocen en verdad, y mejor aún, solo puedo contemplar en el espejo, más que mi alma, y lucho por conservar mi belleza espiritual.

Si no tuviera vacíos, no tendría necesidad de amar y sentirme amada, y sería una persona indiferente, eso me aterra, no quiero pensar lo que es vivir sin amor; sin experimentar esa necesidad de ser amada y los enormes deseos de dar amor... ese es el motor de nuestra existencia.

No soy perfecta y  doy gracias , porque mi imperfección le da sentido a mi vida, me invita luchar cada día por ser mejor. Gracias Dios, por mi imperfección, pon en mí el toque de tu perfección: "El Amor".

eL ViaJe De La ViDa.

Publicado en ReaLiDaD el 24 de Junio, 2008, 22:17 por Petalito
El VIAJE DE LA VIDA
- Me voy de viaje querida.
- ¿A dónde te vas mi amor?
- A un lugar muy lejano, donde siempre brilla el sol.
- ¿Puedo acompañarte?, dejaríamos a los niños con mis padres y nos vamos juntos los dos. 
Hace tiempo que no vivimos "momentos para los dos", mi trabajo, 
el estudio, tu empresa, tus negocios, todo se complicó. 
Nada es lo que soñamos un día tú y yo. 
Sé que la vida no es fácil, pero tiene que haber una solución; traemos el trabajo a casa y todo es una gran confusión, nuestras mentes no descansan y aquí sigue la presión.
- No mi amor, este viaje debo hacerlo yo solo. 
Tú debes cuidar de nuestros hijos, en especial de Sebastián, 
está hecho todo un señor. 
Pensaba hoy en su peso el día en que él nació. 
¿Recuerdas el temor que teníamos de que no viviera?
¡Míralo ahora! pantalones largos y un gran bozarrón, corre un gran peligro, el mismo que corrí yo, al ausentarse mi padre desde el viaje en que no regresó.
- Pero el viaje de tu padre no fue porque él lo eligió. 
Si no hubiera sido por esa enfermedad mortal, estaría hoy con nosotros.
- Debes seguirlo de cerca, está en una edad difícil, aún debe soportar los cambios y nadie está preparado para esto. 
Yo debí ser para él, el amigo que hasta ahora le faltó, pero justo lo pienso ahora que debo emprender este viaje.  
¿Por qué no se me ocurrió antes?
A Sara tampoco le quites la vista, se ha convertido en una hermosa joven.  Sigue educándola como hasta hoy lo has hecho. 
¡Fui un hombre afortunado al cruzarme en la vida contigo! 
A Nina ¡a Nina! esta niña es de terror, escudriña hasta los más mínimos detalles. 
Esta mañana me preguntó:  ¿Por qué tienes agua en los ojos papá, qué te sucede? Tú no estabas así anoche antes de venir de ver al doctor, ¿cuéntame lo que te sucede para poder consolarte. 
¿Puedes creer querida, que sus palabras fueron como un bálsamo para mi dolor?  Quedé sobre sus rodillas acurrucado en el sillón, mientras sus manitas tiernas me acariciaban con ¡tanto amor! que me sentí como un niño y hasta el sueño me venció. 
Fue en ese momento cuando regresaste y esa escena te sorprendió, y después de darnos tu beso preguntaste ¿qué sucedió?:  
¡Que mi padre, este hombre gigante, en un bebé se convirtió!
¡sin pensar que con su cabezota mis rodillas aplastó!
- ¡No llores mujer! este viaje Dios lo tenía programado desde hace tiempo, pero me faltó fortaleza para decírtelo. 
No quiero que te reveles contra la voluntad de Dios, porque cuando Él programa algo, lo hace de la mejor manera. 
Sé que la separación duele ¿pero sabes? ¡ponte contenta mi amor!
la separación no es definitiva ¡hay una esperanza superior!
un reencuentro majestuoso allá donde brilla el sol, donde no hay lunas ni estrellas, donde todo es iluminación, donde la enfermedad no tiene entrada como tampoco el dolor, donde todo es alegría, y donde mora el Cordero de Dios.  Hace tiempo que oigo un coro de ángeles que cantan aleluyas a gran voz y Cristo es el director. 
¿Por qué no te lo dije antes?  La verdad, no lo sabía, me tomó ¡tan de sorpresa! que me ha costado mucho asumirlo. 
Pero pensándolo bien, luego me dije:  tal vez sea lo mejor, y antes que se deteriore este cuerpo, acepto este viaje Señor. 
Tú eres el dueño de la vida y la mía te plació. 
Me adelanto sólo un tiempo, por eso te pido perdón. 
No pienses que es cobardía por no asumir mi función de padre de estos tres tesoros que la vida nos regaló; simplemente a la vida nunca nadie la compró, y si yo hubiera entendido ésto antes, le habría prestado mayor atención. 
Me preocupé por ganar dinero, por una mejor posición, porque nada les faltara, pero les faltó lo mejor.  Cuando buscaban "al hombre", este siempre se "ausentó", tuviste sólo un amante que en la noche te visitó, a los niños les faltó el padre que les diera el biberón, que no tuvieran que hacer silencio porque "este ogro llegó".
Pero ¿sabes que me consuela? que aquí les queda "un mujerón" , que hizo de padre, de madre, de maestro y de profesor, que hasta de medicina supo, al dar la medicación, de chofer, de cocinera y de lavandera. 
¡Un honor! haberte tenido en mi vida. 
Perdón por no habértelo reconocido. 
Ahora sólo quiero pedirte un último favor: estimula a nuestros hijos a que vivan cada día más cerca de Dios, para que así todos juntos podamos vivir mejor. 
Yo allí esperando el gran día cuando lo decida el Señor y ustedes anhelándolo de corazón.
- Ahora ve, que ya es tarde, la hora de mi viaje llegó,
¡no me gustan las despedidas! la trompeta ya sonó. 
Déjame así en silencio, como mi vida comenzó. 
¿Oyes? parece que son los ángeles, el ensayo comenzó. 
Mis hijos se sentirán orgullosos cuando escuchen también mi voz al entrar por las puertas del cielo el día que Dios les fijó.
Este es el viaje de la vida, que la transitemos ¡tan sabiamente! que al partir nos haya quedado la satisfacción de haber dejado los mejores ejemplos a todos aquellos que nos rodearon.

SiMPLeMeNTe aMaS

Publicado en aMoR el 24 de Junio, 2008, 22:15 por Petalito

El deseo de amar y de ser amado, el deseo de comprender y ser comprendido son muy instintivos, muy naturales; pero también muy vinculantes, aprisionantes.

Si puedes olvidar esos dos deseos, en esa trascendencia encon­trarás la alegría última.

Pero estos dos deseos, entender y ser entendido, van juntos. A menos que comprendas, no puedes abandonar el deseo de ser com­prendido. Una vez que entiendes la simple existencia de tu ser, ambos desaparecen. No hay nada más que entender, y no hay una demanda de que alguien te entienda.

Y lo mismo es verdad para el amor. En el momento en que entiendes lo que es el amor, tu experiencia de lo que es el amor, te conviertes en amor. Entonces no queda en ti la necesidad de ser amado y tampoco hay necesidad en ti de amar.

Amar será para ti una experiencia simple y espontánea, como respirar.

CuaNDo SeaS...

Publicado en aMoR el 24 de Junio, 2008, 22:13 por Petalito
Cuando te encuentres sereno y feliz, en cualquier parte; 
cuando todo el mundo sea tu país... 
cuando no teniendo nada, sientas que lo tienes todo;
cuando en la opulencia luzcas humildad; 
cuando devuelvas bien por mal, sin importar a quien 
y veas a tu hermano en cada ser;
cuando apliques que amar es sólo dar
y dar sin importar, más que tan sólo dar;
cuando indiferente avances, entre aquellos que te insulten
y en silencio les envíes tu perdón...
cuando nadie pueda herirte, ni por nada has de afligirte,
cuando a quien te odie tu le des amor...
Cuando ejerzas la inocencia con conciencia;
cuando busques el saber así como hoy buscas el pan...
Cuando ames todo sin pasión, ni posesión...
cuando la realidad se imponga al fin a la ilusión;
cuando sepas aliviar las penas, de aquellos que sufren
y tus labios digan sólo la verdad...
cuando hagas del deber un placer
y el placer, no sea más para ti un deber...
cuando vivas el presente como lo único urgente...
cuando la bondad sea tu voluntad...
cuando el egoísmo ceda al altruismo...
cuando la impureza ceda a la pureza y la virtud...
ENTONCES, SERÁS UN HOMBRE, SERÁS UNA MUJER.
SERÁS UN SER QUE ALCANZÓ LA HUMANIDAD...
SERÁS UN HIJO DEL PLANETA QUE ALCANZÓ LA META...
SERÁS UN EGRESADO DE LA TIERRA...
SERÁS AL FIN UN HOMBRE, SERÁS UNA MUJER.
SERÁS UN SER QUE ALCANZÓ Y REALIZÓ LA HUMANIDAD...
Madre Teresa de Calcuta