Agosto del 2008


NaDa eS CaSuaL

Publicado en ReaLiDaD el 20 de Agosto, 2008, 15:59 por Petalito
Le sucedió a un actor joven, pero ya no tanto. Su nombre? Anthony Hopkins. Acababa de ser contratado para filmar "La mujer de Petrovka". Además del guión, quería era leer la novela original de George Feifer. Fue estéril buscarla en las librerías: estaba agotada. Desalentado, se acomodó en un asiento del andén del metro a esperar el tren, y en el hueco del respaldo vio un libro. Sí: un viejo ejemplar de aquella novela, lleno de anotaciones en los márgenes! Mera coincidencia? Parece imposible. Pero algo más sucedió que tiraría por tierra el concepto de "casualidad": dos años más tarde, ya en el rodaje del film, Hopkins conoció a Feifer, el autor. En un entretiempo,  Feifer se lamentó de haber perdido el último ejemplar de su novela, en donde había hecho numerosas anotaciones para cuando la película se rodara. Hopkins palideció: sí... era el de la estación del metro!

     Carl Jung, junto con el Premio Nobel de Física Wolfgang Pauli, llamaron a estas coincidencias  significativas SINCRONICIDAD: eventos que parecen ser la expresión en el mundo externo de algo profundo que se mueve en nuestro interior en determinados momentos, como si el adentro y el afuera desdibujaran sus fronteras, y los hechos se manifestaran asombrosamente entrelazados. La resultante puede ser una exaltación del espíritu: la intuición de que quizás el caos que nos parece constituir la realidad, tenga un orden que no llegamos a ver, salvo en estos momentos extraordinarios. David Peat lo dijo así: "Es posible que detrás de los fenómenos del mundo material haya un orden generativo y formativo llamado Inteligencia Objetiva". Otro físico hablando como si fuera un místico! 

    No, no es casualidad; pero tampoco es causalidad, pues estos hechos no se causan el uno al otro, sino que están ligados por su significado, como si la Vida misma quisiera hablarnos en su propio idioma: el del Misterio. Los seres humanos y los hechos nos entrecruzamos como los hilos de un complejo tapiz. Pero nuestra percepción es limitada, y sólo vemos el reverso del bordado, sin poder comprender cabalmente su dibujo. Quizás volverse sabio sea cruzar hacia el otro lado y ver que en el Gran Tapiz aquello que nos parecían caprichos del destino son nudos necesarios para poder dar una nueva puntada... El I Ching, -un libro chino con más de 3000 años de antigüedad, fundamentado en el principio de la Sincronicidad-, fue prologado en una de sus versiones por Jung. En ella hay un poema de Jorge Luis Borges que dice así (para quienes no conozcan la palabra "ergástula", significa "cárcel")...

"El porvenir es tan irrevocable

como el rígido ayer. No hay una cosa

que no sea una letra silenciosa

de la eterna escritura indescifrable

cuyo libro es el tiempo. Quien se aleja

de su casa, ya ha vuelto. Nuestra vida

es la senda futura y recorrida.

El rigor ha tejido la madeja.

No te arredres. La ergásstula es oscura,

la firme trama es de incesante hierro,

pero en algún recodo de tu encierro

puede haber una luz, una hendidura.

El camino es fatal como la flecha,

pero en las grietas está Dios, que acecha."

GRaCiaS!

Publicado en ReaLiDaD el 20 de Agosto, 2008, 15:01 por Petalito
Cuántas veces nosotros pensamos en desistir,
dejar de lado, nuestro ideal y sueños.
Cuántas veces salimos en retirada,
con el corazón amargado por la injusticia.
Cuántas veces sentimos el peso de la responsabilidad,
sin tener con quien compartir.
Cuántas veces sentimos soledad,
aún rodeados de personas.
Cuántas veces hablamos, sin que seamos notados.
Cuántas veces luchamos por una causa perdida.
Cuántas veces volvemos hacia casa
con la sensación de derrota.
Cuántas veces aquella lágrima, instiste en caerse,
justamente en la hora que necesitamos parecer fuertes.
Cuántas veces pedimos a Dios algo de fuerza,
algo de luz.
Y la respuesta viene, sea como sea,
una sonrisa,
una mirada cómplice,
una tarjeta,
un billete, un gesto de amor.
Y la gente insiste,
Insiste en proseguir,
en creer, en transformar,
en compartir, en estar, en ser.
 
Y Dios insiste Bendecirnos.
En mostrarnos el camino:
Aquel más difícil,
más complicado, más bonito.
Y la gente insiste en seguir,
por qué tiene una misión......
¡¡¡¡¡Ser Feliz!!!!!

HoY... Y uN Día CoMo Hoy...!

Publicado en ReaLiDaD el 20 de Agosto, 2008, 14:57 por Petalito

Hoy seré feliz.  Expulsaré de mi espíritu todo pensamiento triste.  Me sentiré mas alegre que nunca.

No me lamentaré de nada.

        Hoy agradeceré a Dios la alegría y felicidad que me regala. Hoy trataré de ajustarme a la vida.

 Aceptaré el mundo como es y procuraré encajar en el.

Si sucede algo que me desagrada, no me mortificaré,

ni lamentaré: agradeceré que haya sucedido.

Porque así se puso a prueba mi voluntad de ser feliz.

        Hoy seré dueño de mis sentimientos, de mis nervios, de mis impulsos.  Para triunfar tengo que tener dominio de mi misma.

Hoy trabajaré alegremente, con entusiasmo y pasión.

Haré de mi trabajo una diversión.

Comprobaré que soy capaz de trabajar con alegría. Comprobaré mis pequeños triunfos, no pensaré en los fracasos.

        Hoy seré amigable. No criticaré a nadie.

Si comienzo a criticar una persona, cambiaré la crítica por elogios; toda persona tiene sus defectos y sus virtudes.

Olvidaré los defectos y concentraré mi atención en las virtudes. Hoy evitaré discusiones desagradables.

        Hoy voy a eliminar dos plagas:

la prisa y la indecisión.

Hoy viviré con calma, con paciencia, porque la prisa es la enemiga de una vida feliz y triunfante. No permitiré que la prisa me acose ni que la impaciencia me abrume.

Hoy tendré confianza en mi mismo.  Hoy no envidiaré a los que tienen mas dinero, mas belleza o mas salud que yo.

Contaré mis bienes y no mis males.

Compararé mi vida con otros que sufren mas.

        Hoy no tendré miedo.

 Actuaré valientemente.

El futuro me pertenece.

        Hoy no pensaré en el pasado.

No guardaré rencor a nadie.

Practicaré la ley del perdón.

Asumiré mis responsabilidades

y no echaré la culpa a otras personas.

Hoy comprobaré que Dios me ama y me premia con su amor. Hoy haré un bien a alguien. Seré cortés y generosa.

        Trataré de pagar un mal con un bien.

Al llegar la noche comprobaré que Dios me premió con un bien.

Al llegar la noche comprobaré que Dios me premió

con un día de plena felicidad.

Y mañana haré otro día como hoy.