Septiembre del 2008


SaBiDuRía DeL CoRaZóN

Publicado en ReaLiDaD el 16 de Septiembre, 2008, 18:48 por Petalito
Todo lo que nos rodea esta vivo al igual que TU
"No temas descubrir que has perdido oportunidades de amar, deja salir esas lágrimas que te quieren hablar de la grandeza del amor infinito y de la tristeza al querer limitarlo. Escucha a tu corazón pues él te dirá que jamás debes poner barreras al amor, pues él, al igual que el universo, es infinito, sin límite, por lo tanto su creación y manifestación también lo son. Todo lo que te rodea está vivo al igual que tú, y al igual que tú, necesita del amor y del cariño de cada ser, de esta bella Tierra. No temas descubrir esto, por el contrario abre tu ser y libera ese amor dándolo a TODO, sin limitarlo a la forma o manifestación, pues en la medida que lo hagas descubrirás las maravillas que hasta hoy no has podido ver y que sólo están esperando por todos ustedes los hijos de esta Madre Tierra".
Sus palabras, y principalmente su actitud, me demostraron el gran amor que de su ser emana para cada cosa sin importar su forma o tamaño. Fue algo muy fuerte el descubrir cómo es que los Maestros tienen esa actitud de tanto respeto y amor hacia TODO y cómo es que los "humanos" no somos capaces de demostrar y de decir a nuestra familia, amigos o vecinos: te quiero . Mucho menos somos capaces de manifestarlo hacia un desecho o algo que en apariencia no es nada, desde nuestra forma de ver las cosas.
Es muy importante y necesaria la demostración de afecto hacia cada ser, y parece que nosotros nos empeñamos en olvidarlo o, sólo en no tomarlo en cuenta. El Maestro lamita que tuvo esa actitud tan hermosa me habló de la importancia del amor y las manifestaciones del mismo, diciéndome: "Nuestro universo, el TODO, es la manifestación de la energía sublime de amor; esa hermosa esencia se encuentra en el corazón, el centro de fuerza y luz de cada persona; vibra y vive con tal intensidad dentro de cada ser, que es necesario manifestar y entregar algo de lo que recibimos hacia todos nuestros semejantes, y los semejantes de cada ser que habitamos el universo lo es TODO lo que nos rodea.
"Cada ser por más pequeño o insignificante que parezca para su forma mental, posee lo mismo que tú, que yo y que cualquiera de este planeta; siente y vibra al igual, por lo tanto es capaz de sufrir y gozar como lo hace cualquier humano. Poseen un lenguaje desconocido para la mayoría con el cual tratan de mantener comunicación, transmitiendo sólo la gran admiración y amor que sienten por ustedes, sus hermanos mayores. Y como hermanos mayores son un ejemplo muy grande para cada ser vivo de esta Tierra; animales, plantas, minerales y todo lo que se cree a partir de estos. No teman amar sin medida, pues si el universo no tiene límites, tampoco los tiene nuestra capacidad de amar y ese amor los hará cumplir con la misión más importante: Ser felices".
"No temas descubrir que has perdido oportunidades de amar, deja salir esas lágrimas que te quieren hablar de la grandeza del amor infinito y de la tristeza al querer limitarlo. Escucha a tu corazón pues él te dirá que jamás debes poner barreras al amor, pues él, al igual que el universo, es infinito, sin límite, por lo tanto su creación y manifestación también lo son. Todo lo que te rodea está vivo al igual que tú, y al igual que tú, necesita del amor y del cariño de cada ser, de esta bella Tierra. No temas descubrir esto, por el contrario abre tu ser y libera ese amor dándolo a TODO, sin limitarlo a la forma o manifestación, pues en la medida que lo hagas descubrirás las maravillas que hasta hoy no has podido ver y que sólo están esperando por todos ustedes los hijos de esta Madre Tierra".
Sus palabras, y principalmente su actitud, me demostraron el gran amor que de su ser emana para cada cosa sin importar su forma o tamaño. Fue algo muy fuerte el descubrir cómo es que los Maestros tienen esa actitud de tanto respeto y amor hacia TODO y cómo es que los "humanos" no somos capaces de demostrar y de decir a nuestra familia, amigos o vecinos: te quiero . Mucho menos somos capaces de manifestarlo hacia un desecho o algo que en apariencia no es nada, desde nuestra forma de ver las cosas.
Es muy importante y necesaria la demostración de afecto hacia cada ser, y parece que nosotros nos empeñamos en olvidarlo o, sólo en no tomarlo en cuenta. El Maestro lamita que tuvo esa actitud tan hermosa me habló de la importancia del amor y las manifestaciones del mismo, diciéndome: "Nuestro universo, el TODO, es la manifestación de la energía sublime de amor; esa hermosa esencia se encuentra en el corazón, el centro de fuerza y luz de cada persona; vibra y vive con tal intensidad dentro de cada ser, que es necesario manifestar y entregar algo de lo que recibimos hacia todos nuestros semejantes, y los semejantes de cada ser que habitamos el universo lo es TODO lo que nos rodea.
"Cada ser por más pequeño o insignificante que parezca para su forma mental, posee lo mismo que tú, que yo y que cualquiera de este planeta; siente y vibra al igual, por lo tanto es capaz de sufrir y gozar como lo hace cualquier humano. Poseen un lenguaje desconocido para la mayoría con el cual tratan de mantener comunicación, transmitiendo sólo la gran admiración y amor que sienten por ustedes, sus hermanos mayores. Y como hermanos mayores son un ejemplo muy grande para cada ser vivo de esta Tierra; animales, plantas, minerales y todo lo que se cree a partir de estos. No teman amar sin medida, pues si el universo no tiene límites, tampoco los tiene nuestra capacidad de amar y ese amor los hará cumplir con la misión más importante: Ser felices".